DEL CIELO ACOMPAÑARA LA DEFENSA DEL TERRITORIO AMAZONICO

HOY PARTIO JUNTO AL PADRE, PIO ZARRABE FALLECIO HOY A LAS 3 AM EN LA CASA PASIONISTA

padre-pio

Seguiremos luchando como todos los días, tenemos tu fuerza y bendición.

Yo pertenezco a la Congregación de los Pasionistas que llegaron a el Huallaga el año 1922, por vía marítima, surcando el Amazonas, el Marañón y el Huallaga. Aquí abrieron la primera casa, pero se extendieron después a toda la provincia con comunidades en Santa Cruz, Lagunas, San Lorenzo del Marañón, Borja de Maseriche, Jeberos, Balsapuerto, y otros lugares. Su trabajo era ponerse al servicio de esta Región para atender en Evangelización, en Educación, en Salud.
 
Teníamos bastante relación con el Perú y puedo decir que esto me proporcionó una especial querencia a esta Nación. Mi llegada al Perú, en un viaje de 25 días por mar, fue el cumplimiento de uno de mis grandes sueños.

Nací hace muchos años. Soy de Aries, del 25 de marzo de 1929

Mis padres se llamaban Benito y Emilia. Siempre me arreglé bien con ellos, aunque tengo algunos episodios que me disgustaban. Mi papá había estado unos 15 años en América del Norte. En mi casa vivía también un tío americano. Cuando ellos preferían conversar sobre cosas que no entendiéramos nosotros, hablaban inglés y esto me enojaba mucho. Hasta tal punto que teniendo ocasión de aprender esta lengua entonces y años más tarde, siempre aborrecí el inglés. ¡Cosas de niños! Luego, muchas veces me he arrepentido de este capricho.

En febrero de 1974 llegué por vía marítima, la puerto del Callao y desde allí a San Lorenzo del Marañon. Mi llegada coincidió con el inicio de los trabajo del oleoducto nor peruano.
El Marañón fue mi primera estación misionera. Atendía a la población San Lorenzo, un pequeño caserío entonces, nada comparable con la actual capital de la provincia de DATEM
Junto con el trabajo parroquia me dieron el cuidado pastoral de las comunidades Chayahuitas  de los ríos Sillay y Cahuapanas y de la comunidad Aguarían del río Apaga.

¡Que trabajo tan distinto si lo comparo con mis años de profesor de teología! Mi estadía en San Lorenzo, y sobre todo, el trato con las comunidades nativas, me hizo muchísimo bien, aunque muchas cosas tuve que comenzar de cero en la organización de mi vida. Tengo una grande deuda con estas comunidades ya que me ayudaron a ser más hombre y más sacerdote.

Leer entrevista
pio-zarrabe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*