Padre Paul Mc Auley apelará la orden de su expulsión del país

Diario la Republica (05/07/10)

Descargo. Niega haber cometido faltas, pues su trabajo está en la línea de la iglesia católica. Religioso británico señaló que todas las acusaciones que ha recibido del gobierno se tendrán que aclarar. Niega presidir una ONG.
paul-mc-auley-2El padre Paul John Mc Auley rechazó las acusaciones del premier Javier Velásquez Quesquén sobre una supuesta labor para promover protestas contra el gobierno, y anunció que hoy iniciará junto a sus abogados la apelación de los cargos que le ha formulado la División de Seguridad del Estado por, supuestamente, haber violado la Ley de Extranjería.
En declaraciones para La República, el sacerdote británico señaló que todas las acusaciones que ha recibido del gobierno se tendrán que aclarar.   Mc Auley precisó que la organización que preside, Red Ambiental Loretana, no es una ONG –como lo ha señalado  Velásquez Quesquén–  sino una asociación civil.
“Si se ve, los  apoyos para proyectos son muy pocos. Todos somos voluntarios, no somos una institución de gente que gana sueldos, el único que gana sueldo es el encargado de la página web”, afirmó el sacerdote.
Asimismo, Paul John Mc Auley manifestó que todo el trabajo que ha realizado, como miembro de la Iglesia, durante estos años a favor de las comunidades amazónicas, ha estado dirigido bajo los lineamientos de la Iglesia Católica, precisados en el Concilio Vaticano II, y lo establecido por la Conferencia Episcopal Peruana en lo que respecta a la defensa de los derechos humanos y del medio ambiente.
El religioso indicó que, desde que se hizo público su caso, ha tenido contacto con los obispos de la amazonía, así como con el vicariato de San José –Iquitos–, quienes le  han expresado su respaldo frente a la orden de expulsión del país.  Además, indicó que dichas autoridades se pronunciarían oficialmente en las próximas horas en contra de la medida del gobierno.
Acciones legales
El padre Mc Auley anunció que en las primeras horas de hoy se acercará junto a sus abogados a las oficinas de la División de Seguridad del Estado de Iquitos, a fin de solicitar el atestado que ha servido de base para la cancelación de su residencia en el país para así poder apelar la resolución en su contra.
“Difícilmente los abogados pueden defenderme si no tienen los detalles ni los cargos levantados en mi contra”, apuntó.
El religioso cuenta con el apoyo legal de la Comisión Episcopal de Acción Social (CEAS), así como del vicariato de Iquitos y de la Congregación de Hermanos de La Salle, a la cual pertenece.
La medida contra el padre Mc Auley también ha sido rechazada por organizaciones defensoras de los derechos humanos.
Ronald Gamarra, secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, dijo que el religioso no ha cometido ninguna falta contra la Ley de Extranjería y que, por lo tanto, el gobierno debería revocar la medida.
Pronunciamiento oficial
Por su parte, el premier Javier Velásquez Quesquén volvió a hablar del tema y dejó abierta la posibilidad de que la defensa del  padre Mc Auley  apele la resolución de la Dirección General de Migraciones que le canceló la residencia y ordenó su salida del país.
“Es un acto administrativo que puede ser apelado”, expresó.
Sin embargo, Velásquez indicó  que la decisión fue tomada en el marco de la ley y de los convenios internacionales, de los cuales –puntualizó– nuestro país es respetuoso tanto en lo correspondiente a los derechos como a las obligaciones.
 “El Perú es muy respetuoso del principio internacionalmente reconocido de no intervención en los asuntos internos de cada uno de los países de la comunidad internacional”, agregó.
Claves
Labor. La Red Ambientalista Loretana es una asociación que busca el manejo justo y sostenible de los recursos naturales de la selva. Como parte de ese trabajo han visitado colegios y universidades para realizar campañas de concientización.
Cargos. Según las autoridades, la institución que preside Mc Auley maneja fondos de la cooperación internacional y ha participado en protestas contra el gobierno por temas amazónicos.
“Es una afrenta a nuestra misión”
La Conferencia de Religiosos del Perú expresó su indignación ante la expulsión de nuestro país del padre Paul John Mc Auley, pues calificaron esa medida como  un grave atentado contra la democracia en el país y contra el convenio suscrito entre el Estado Peruano y la Santa Sede. Además, señalaron que la expulsión de Mc Auley “es sentida por los miles de religiosos peruanos como una seria afrenta a nuestra misión”.
Por su parte, la secretaria ejecutiva de la organización medioambientalista Red Muqui, Ana Leyva, señaló que el pedido de expulsión del padre Mc Auley es un acto de arbitrariedad del gobierno, pues el religioso solo realizaba una labor para que los nativos de la amazonía tengan una opinión crítica y participen  en las decisiones del Estado sobre su territorio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*