IQUITOS… TERRITORIO PARA UN DIÁLOGO DE PODERES desiguales…

Entre aires acondicionados o sancudos…

maranon-05Discurso técnico y discurso indígena: son dos elementos que tienen que ser abordados y respetados en su propio espacio, ya que cada una de ellas tiene su propia lógica y posee su propia dinámica.

Por lo tanto, un pueblo que pertenece a una determinada cultura, valorará la importancia de dialogar y negociar dentro de su propio territorio. Los territorios pueden también ser utilizados como un discurso simbólico para acorralar al opositor. ¿Por qué la insistencia de dialogar en Iquitos y no a orillas del río en las comunidades del marañón?

El Estado Peruano y las empresas petroleras saben que al dialogar en la ciudad están en ventaja frente a los “apus” o “caciques” que es la imagen fuerte que aparece en las nuevas organizaciones de las comunidades; necesitan el poder de la naturaleza y el respaldo de sus familias para ponerse al frente. ¿Por qué las comunidades sí tienen que ceder ante estas presiones que significa dialogar fuera de su territorio? ¿Por qué las víctimas de las injusticias tienen siempre que ceder ante un Estado que en lugar de defenderlos, intentará culparlos de sediciosos, de violentadores del estado de derecho, de salvajes, mentirosos, de perros del hortelano. ¿No ocurre acaso como en el psicoanálisis de Freud, que terminamos echando barro a las comunidades cuando en realidad lo siniestro nace del poder político y económico? o como plantea Jorge Bruce Mitranes en su psicoanálisis del racismo en el Perú ¿No terminamos odiando la miseria económica de las comunidades cuando en realidad solo han provocado que la clase política descubra sus miserias humanas? Entonces no se trata de defender a nadie, se trata de respetar la vida, y respetar la vida “es” respetar la vida.

gorelNo tener en cuenta estas cosas puede llevarnos a complicar más el ya complicado problema de diálogo con nuestros pueblos. El cuerpo como territorio simbólico puede también comportarse expresando poder o inhibiéndose ante los elementos ajenos a su cultura (el cuerpo como territorio sagrado Carlos E. Pinzón y Gloria Garay A.) Basados en esta premisa, consideramos que las empresas y el propio Estado Peruano manejarán a su antojo las negociaciones como ya ha ocurrido en Nauta, como ha ocurrido en otras negociaciones con pueblos cuyo nivel de preparación en los discursos técnicos son totalmente abismales.

Por eso catalogamos como patético y ridículo las intervenciones de las autoridades reunidas en la comunidad de Puerto Orlando, lugar del conflicto entre las comunidades y las empresas petroleras. Se ha bromeado sobre la marginación racial; algunos se han atrevido a insinuar que todos somos cholos y todos sufrimos, esbozando risas hipócritas para decirle a la gente “todos somos iguales”, lo cual no es cierto. El discurso igualitario de las autoridades obedece a una política de gobierno desde donde se mira con desconocimiento premeditado a las diferentes culturas y se busca aplastarlas mediante discursos excluyentes y políticas genocidas que acaba lentamente con la vida de nuestros pueblos.

Estar a la expectativa de los próximos diálogos y negociaciones puede ayudarnos a comprender el panorama. Nosotros apostamos por una denuncia formal a la Plus Petrol. Indemnización si, pero no a cuenta gotas. Estamos casi seguros que la Plus petrol dará un par de soles más, soluciones de políticas “tapa agujeros” mientras nuestros ríos echan petróleo por todos lados.

Exigencia del Pueblo Indígena

1.- Continuar con el apoyo de emergencia.
2.- Implementación con medicinas a los centros de salud, postas médicas y botiquines comunales.
3.- Implementación de proyectos productivos.
4.- Limpieza del río Marañón desde Saramuro, aguas abajo por el derrame de petróleo ocasionado en Saramurillo.
5.- Construcción de un hospital con especialidad en temas de contaminación.
6.- Oposición a la venta o traslado de las aguas del río Marañón a la Costa por medio del Gobierno Central.
7.- Indemnización por los daños y perjuicios ocasionados por el derrame de petróleo el 19 de junio del 2010.
8.- En caso de no ser escuchados o atendidos en nuestros pedidos, exigiremos que la Pluspetrol paralice de una vez por todas sus operaciones y que salga del territorio indígena.

Por Leonardo Tello Imaina (Radio UCAMARA)

Ayaymama_@hotmail.com

Foto: Pro y Contra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*