Petroleras, turistas, pelacaras, pobreza, marginación, autoridades políticas

 ¿Quién anda ahí…?

pelacara-nelson-mori1Hace unos 3 meses llegó a Radio UCAMARA un señor de 40 años de edad aproximadamente, morador de la comunidad de San Jorge, dos horas aguas arriba de Nauta, tenía las extremidades llenos de cortes superficiales producido por la cortadera (planta rastrera de hojas muy afiladas en forma de hojas de afeitar) apenas podía hablar, temblaba de miedo. Mientras hablaba conmigo dirigía la mirada en distintas direcciones, y entonces me dijo que un “pelacara” le había perseguido toda la noche cuando fue a pescar y en su huida se había lastimado por todo el cuerpo, el “pelacara” volaba sobre él proyectando luces de colores. Después de denunciar en la radio se fue ante el gobernador de Nauta quien le dijo que eso de los “pelacara” solo era un mito.

Ese mismo día el hombre cayó muy enfermo y 4 días después falleció en su comunidad. Tenía manchari crónico (así lo diagnosticó un médico shamán). A ninguna autoridad le ha interesado este caso, no lo entienden, y lo que no son capaces de entender, lo ponen al margen y, más aun si se trata de un poblador de una comunidad, o sea, kukamas. Dos lecturas al respecto de este tema plantean M. Berjón y M. A. Cadenas: 1. Los “pela cara” como una materialización de la intranquilidad social, la encarnación de algo real (situaciones de pobreza económica y social así como relaciones desiguales de poder) Un problema que no tiene nombre es mas problema. 2. Una personificación de identidades: cazadores y cazados. ¿No provoca acaso una conversación respecto a estos temas? Seguir pensando que los mitos son pura mentiras nos quita la oportunidad de hacer cosas en favor de nuestras comunidades.

 1 – 2 Narrativa indígena como arma de defensa de su territorio ante la narrativa nacional como arma de ataque del estado nacional. (cf. VENTURA I OLLER 2004: 163)

Por Leonardo Tello Imaina (Radio UCAMARA)

Ayaymama_@hotmail.com

Imagen: Nelsón Mori

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*