Por ingresar a su territorio sin permiso

KANDOZI MATA A DOS PESACADORES EN EL LAGO RIMACHI

 

Por: Marco Antonio Vizalote Ubilluz

Víctor Ruíz Zumaeta y Javier Leandro Pacaya Huiñapi, pescadores de la comunidad de Ullpayacu,  fueron muertos a balazos por kandozis.
El lamentable hecho de sangre ocurrió el pasado 23 de diciembre a las 2 de tarde en la cocha Gamitana, quebrada  Chuindar, afluente del lago Rimachi, distrito de Pastaza, en la provincia Datem del Marañón, en circunstancias en que realizaban pesca sin haber tenido la autorización de la comunidad.
“Ellos pidieron pase el 21 de diciembre para ir a comprar pesacado en el Chapuri, sin embargo se fueron a pescar en otro rio, en esta caso entraron al Chuindar, los moradores de esa zona no sabían nada y se fueron a decomisar todo, es allí donde se produce una discusión y con el saldo lamentable de estas dos personas muertas”.
Informó Guillermo Sundi Akumbari, dirigente kandozi de la zona.
Por su parte, Milber Ríos García, pescador que se salvo por tirarse al agua, dijo que ellos ya se estaban retirando, al llegar a la boca de la quebrada Huangana fueron interceptados por cuatro kandozis que vinieron en dos canoas.
“¡Alto!,  ¿quieren morir?. No hermano,  y uno de ellos  me apuntó con su retrocarga, luego de un intercambio de palabras dispararon en la barriga mi compañero Javier pacaya, yo me tiré al agua cuando vi que chancaba su escopeta para poner otro cartucho”.
Narró con la voz entrecortada Milber Ríos.
“Bucé, salía y respiraba muy rápido para volver a sumergirme. Pude escuchar que me disparaban mientras buzaba y gracias a Dios no me mataron.
Llegué a la otra orilla rio abajo y me escondí entre los arbustos, cuando escuchaba peque peques  temblaba de miedo porque me imaginaba que están buscándome. Al oír un motor fuera de borda salí y vi que era un 15 de un morador de Ullpayacu, pedí que me auxiliara; su bote estaba llego y me dejo allí pese a que le conté lo que me estaba pasando.
Cuatro horas más tarde  llego en su bote mi cuñado Cliper Ramírez Pinedo acompañado de mi hermana, recién pude respirar tranquilo.”
Nos contó con lágrimas en los ojos y a punto de perder el control Milber Ríos.
La zona está muy tensa, pobladores de Ullpayacu están tratando de vengar las muestres y quieren ir armados a la zona kandozi, el fiscal adjunto del Datem del Marañón, Eraglio Pretel Saavedra,  convocó a una reunión a los dirigentes kandozis y la comisión de Ullpayacu que llegó hasta San Lorenzo a poner la denuncia. Allí se acordó que los kandozis ubicaran y entregaran a las autoridades  al homicida, asimismo harán con los cuerpos de los pescadores. Por su parte los moradores de Ullpayacu se comprometieron a no ir a territorio indígena armados en busca de venganza y dejan en manos de las autoridades respectivas. 
El acta fiscal culmina con el compromiso de ambas partes a no agredirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*