Policía es atacada por familiares de presuntos narcos en Pampa Hermosa, tres periodistas también fueron víctimas de la ira de revoltosos.

El día  miércoles 05 de setiembre la  policía montó un operativo para destruir pozos de maceración de coca  en Pampa Hermosa, comunidad ubicada en la
provincia de Alto Amazonas, en el límite de Loreto y San Martin.

 

El grupo de avanzada fue conformado por 20 policías, se internaron hacia la espesura del poco monte que queda, encontrando cerca del camino un pozo de maceración de coca, logrando detener a 9 personas que se encontraban en el lugar.  Destruido la ilegal poza, los agentes del orden emprendieron la retirada, encontrándose a pocos minutos con algunos familiares de los presuntos narcotraficantes, quienes pusieron feroz resistencia para impedir que los detenidos sean llevados a Tarapoto.

 

Se produjo el primer enfrentamiento, lograron fugarse 6 de los detenidos, ya transcurría el medio día y llegaron a Pampa Hermosa 90 efectivos policiales de refuerzos  de Yurimaguas y Tarapoto en 5 patrulleros.

 

Al llegar a la carretera el grupo policial con los tres detenidos (todos hombres), se inicia la brutal agresión de un grupo mucho mayor de pobladores que apoyaban a los narcos, estos arremetieron contra los policías con palos, piedras, usando
incluso armas de fuego (retrocargas).

 

La policía hizo disparos disuasivos y usó bombas lacrimógenas, la turba no retrocedió y agredió a matar. No les importó que los agentes estuvieran heridos y en el suelo, llegándoles a golpear en la cabeza con palos y piedras.

 

Como resultado de esta accidentada intervención hay un policía herido con perdigón en el muslo derecho, y muchos poli contusos. Se sabe que la turba arrebató a la policía un fusil y una pistola.

 

Los tres periodistas que cubrían el accionar policial fueron presa de la descontrolada turba. Cliver Ríos, Javier Guerra Bardales y Waldemar Villanueva fueron rodeados, golpeados y despojados de sus cámaras, llevando la peor parte el camarógrafo del canal 10 del GOREL, Waldemar Villanueva, a quien le rompieron el labio.

 

“Fuimos rescatados por un grupo de ciudadanos, quienes nos protegieron y nos metieron a sus casas, nos agredieron por cumplir con nuestro trabajo” dijo a Radio Televisión Oriente el periodista Waldemar Villanuena.

 

Un policía nos comentó que al ir al rescate de un compañero que yacía en el suelo semi inconsciente, logró desviar una inmensa piedra que pretendió un encapuchado tirar en la cabeza a su desvalido compañero.

 

“Nos atacaron con todo, e incluso hubo disparos de retrocarga, pude ver  entre la multitud a uno de ellos con la cara tapada usando su propio polo  que nos apuntaba con  un fusil nuestro, pero gracias a Dios no supo quitar el seguro, levanté a mi compañero y pude ponerlo a buen recaudo” Nos comentó un policía que nos pidió mantener su nombre en reserva.

 

Hasta el cierre de este informe no se dio a conocer la identidad de los detenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*