Comunicadores Peruanos Firman Declaración «Más Voces para la Comunicación»

918 comunicadores y comunicadoras del país, miembros de entidades públicas, sociales, académicas y de medios de comunicación, y los 77 delegados nacionales, reunidos en 7 Foros descentralizados macro regionales y un Foro de carácter nacional, para debatir en torno al rol de la comunicación en la construcción participativa de la democracia en el Perú, con el propósito de generar políticas públicas de comunicación inclusiva, declaramos lo siguiente:

1. Creemos en el Derecho a la comunicación de todos los ciudadanos y ciudadanas.

La Comunicación, como un bien público, implica acceso a medios, a la información, al conocimiento, a la libertad de expresión, pero también a la promoción y representación de todas las identidades y la diversidad del país. Es el fundamento de las sociedades democráticas. Es la base que permite el ejercicio de los derechos sociales, económicos, políticos y culturales de los seres humanos y las colectividades.

2. Creemos en una comunicación que promueva el desarrollo humano y sostenible que respete a la ciudadanía y su entorno.

Implica el fomento de políticas de comunicación que reconozcan y respeten la diversidad cultural y multilingüe de nuestro país, promoviendo el dialogo y acceso a la información en los procesos de desarrollo y valorando la unidad en la diversidad.

Debe tener presente las tradiciones, culturas y lenguas de los pueblos indígenas, con el fin de construir una visión de país, un modelo de sociedad, que sea inclusivo, justo, equitativo y democrático.

3. Creemos que son necesarias más voces para la comunicación frente a la concentración en los medios de comunicación y el centralismo en la producción de contenidos que no permite la configuración de agendas públicas que reflejen las realidades y procesos sociales, culturales  y políticos de las diversas regiones y localidades del país. Por ello, es necesario generar una discusión amplia sobre el tema, para buscar alternativas que nos permitan compatibilizar libertad de expresión con pluralismo político y pluralismo socio cultural.

4. Creemos que es necesario cambiar la visión difusionista de la comunicación que existe en el Estado. Hace falta discutir y redefinir el enfoque de comunicación en la gestión pública incorporando una perspectiva integral de comunicación para el cambio y el desarrollo.

Incluye generar lineamientos de política para la organización de las direcciones, áreas y oficinas de comunicación, precisar sus roles y sus ámbitos de intervención, así como dotarlas –en general- de mayor presupuesto y mejores condiciones.

Requiere poner en valor a la comunicación y el rol de los comunicadores como mediadores de los procesos sociales, políticos y de desarrollo, relevando el largo plazo, acorde con la visión de país que queremos construir, y generando una mayor sinergia y articulación entre las intervenciones comunicativas que desarrolla el Estado para la toma de decisiones consensuadas y eficientes.

Recomendamos:

1. Es importante que se diseñe e implemente una política de comunicación pública, para articular los diversos esfuerzos de comunicación de los sectores del Estado en torno a una visión compartida del país que queremos construir, moderno, eficiente e inclusivo.

2. Recomendamos mejorar la calidad  de comunicación entre el Estado-Ciudadanía, bajo el enfoque de Estado dialogante.

La inclusión social debiera entenderse como condiciones, derechos y oportunidades reales para que la gente construya su bienestar, asumiendo que no existe sólo una concepción de bienestar y de desarrollo. En este sentido, el reconocimiento y respeto por la diferencia, así como el diálogo institucionalizado debiera convertirse en un principio de política pública en materia de inclusión social

3. Revisar y modificar la normativa sobre medios tradicionales y no tradicionales para garantizar el acceso de todos los ciudadanos y ciudadanas a una comunicación descentralizada, inclusiva y de calidad, lo cual implica establecer mecanismos para una distribución equitativa de frecuencias en el espectro radioeléctrico, que como bien público nos pertenece a todos los peruanos.

Se deben también establecer políticas de comunicación para el desarrollo de las zonas de frontera en el que participen los medios del Estado de los niveles central, regional y local, así como las iniciativas provenientes de la sociedad civil.

4. Urge una discusión nacional y de todas las voces en la perspectiva de que los medios del Estado del nivel central, regional y local existentes se conviertan en medios públicos, así como el de promover la creación de medios públicos que expresen las diversas realidades de las todas las regiones del país.

5. El Estado debe promover el desarrollo de capacidades de los comunicadores en alianza estratégica con las universidades del país, que responda a los nuevos desafíos que requiere la gestión estratégica de las entidades públicas. Asimismo, las universidades deben comprometerse a brindar procesos de formación continua a los comunicadores sociales de los organismos del Estado, con un enfoque en gestión estratégica de la comunicación pública, con énfasis en comunicación para el desarrollo.

6. Los comunicadores sociales tenemos el desafío de poner en valor a la comunicación y empoderarla en la gestión pública, así como redefinir el perfil estratégico del comunicador del Estado y fortalecer su posicionamiento como mediadores de los procesos sociales.

7. A todo nivel, debemos fomentar el uso ético de los recursos de comunicación en la ejecución de los proyectos promovidos por el sector público. En esta misma perspectiva, se requiere cumplir con la ley para que la inversión publicitaria del Estado, en sus niveles nacional, regional y local en general se de por criterios de equidad, descentralización y transparencia.

8. El Estado debe promover un debate con todos los actores implicados en torno a los códigos de ética de los medios y propender de manera consensuada a la vigencia de un código de ética único de carácter nacional. Recomendamos implementar mecanismos para el ejercicio de control ciudadano para el cumplimiento de las garantías y derechos ciudadanos a la comunicación.

9. Recomendamos fomentar la existencia de espacios tecnológicos y sociales abiertos para el intercambio de información, el debate y el diálogo democráticos. Recomendamos desarrollar capacidades y democratizar y garantizar el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación. Es urgente el acceso a la banda ancha, especialmente en parte de la región andina y en la Amazonía.

Finalmente, dada la importancia del espacio de dialogo entre los comunicadores que se ha abierto en el país, creemos que es importante la continuidad de este proceso, a través de foros o sesiones descentralizadas para evaluar lo avanzado y delinear acciones futuras, visibilizando la presente declaración en los espacios públicos nacionales e internacionales.

Lima, 24 de agosto del 2012

Descargue: Declaración – Más Voces para la Comunicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*