Presidente Fernando Meléndez permanece en zona petrolera buscando solución a protesta de pueblos indígenas

“Estamos por buen camino. Exhorto al gobierno del presidente Humala, atender demandas de nuestros pueblos”, dijo en dialogo desde Jibarito, Andoas.

Lleva tres días visitando comunidades en cuencas del Pastaza, Tigre y Corrientes

imagen-pluspetrol-indigenasSe fue el sábado por la mañana y hasta el día de hoy seguirá visitando a comuneros indígenas en sus piquetes y sosteniendo reuniones en sus respectivos caseríos. De esta manera, el presidente regional, Fernando Meléndez Celis, busca resolver el conflicto desatado hace varias semanas en diferentes cuencas de la región Loreto, donde vienen operando empresas petroleras, entre ellas Pluspetrol.

“Estamos por buen camino. Estamos en Jibarito donde hoy (anoche) vamos a conversar con la población. Estuvimos en las comunidades de 12 de Octubre, Remanente y Andoas. Le pido a todos que tengan fe, que con dialogo y buena voluntad todo se va a solucionar. Los pueblos estaban abandonados, pero hoy tienen un presidente que los escucha y a eso he venido. A tomarme el tiempo necesario para resolver los problemas de las comunidades”, llegó a decir la autoridad regional en breve dialogo via teléfono satelital.

Es precisamente en Jibarito donde cerca de 400 indígenas de la comunidad Achuar de Pampa Hermosa e encuentran tomando los pozos del campo petrolero 1AB.
Esta es la zona petrolera más grande del país, donde existen 16 pozos operados por la argentina Pluspetrol, donde la producción se encuentra paralizada pues los indígenas demandan de un mejor pago de compensaciones por el uso de sus tierras.

Los manifestantes también bloquearon una carretera cercana al lote 1AB y otro grupo de indígenas bloqueó un río impidiendo el paso de unas ocho embarcaciones que llevaría alimentos y materiales a Pluspetrol, reportaron medios locales.

Antes de iniciar su recorrido por las comunidades, el presidente regional supervisó el estado en el que se encuentran el servicio de agua potable, club de madres, casa del maestro y el puesto de Salud de Nuevo Andoas, zona petrolera que irónicamente vive en situación de pobreza. El alcalde José Cisneros pidió la intervención del GOREL para solucionar la problemática de su distrito rico en petróleo pero en extrema pobreza por décadas por el abandono de sus autoridades.

«Las comunidades quieren una compensación por el uso de tierras de una manera consensuada por el pueblo y la incorporación de una empresa comunal para que ingrese a trabajar en ese lote», explicó Carlos Sandi, presidente de la Federación de Comunidades Nativas del Corrientes.
El Gobierno ha declarado en emergencia ambiental varias zonas del lote 1AB en los últimos años por los altos niveles de contaminación por hidrocarburos y derrames, sin embargo las acciones no han logrado resarcir todo el daño causado a la población.

El presidente regional, Fernando Meléndez, se encuentra acompañado de los alcaldes de Datém del Marañón, Rene Chávez; Manuel Cárdenas de Loreto-Nauta, José Cisneros de Andoas y dirigentes y asesores de las comunidades. En esta delegación también se encuentran corresponsales de televisión nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*