Pareja de esposos desalojados pernoctan en la calle y aseguran que abogado de denunciantes sería el verdadero propietario de la vivienda.

Luego del desalojo sufrido la pareja de esposos Javier Fatama Córdova y Alicia Ramírez Paima, hoy pernoctan en la calle a las afueras de la que fue su vivienda y con mucha tristeza miran como los que se apropiaron la destruyen y aseguran que verdadero propietario de esta vivienda desalojada sería en abogado de los denunciantes Dr. Santos Ríos.

Alicia Ramírez Paima humilde madre de familia desalojada manifestó que su abogado quién los defendió jalo hacia la otra parte porque nunca presento los documentos de la casa que tenían a su nombre a pesar de que se lo había entregado no figuraban a su carpeta fiscal, lo que hace presumir que estaba a favor de la otra parte y es por eso que hemos perdido este proceso de desalojo, nosotros estábamos seguros de que nos defendía cuando no era así porque el propio Juez Hinostroza nos dijo que el abogado defensor jamás presento pruebas de que nosotros éramos los propietarios.

Ahora no tenemos a donde ir es por eso que estamos durmiendo en la calle, a la intemperie sufriendo lluvia y sol, después de tener nuestra casa ahora estamos así votados como cualquier basura y esto gracias al Sr. Santos Ríos abogado de William Cenepo supuesto propietario cuando la verdad no es así, el verdadero propietario es el abogado Santos quién me lo confesó un día e incluso me dijo que le dé la suma de 2000 soles para que me deje vivir en la mitad de la casa y nos evitamos de problemas, nos vamos donde el notario y hacemos todo los papeles dijo el abogado.

Ahora voy a interponer una contra demanda a los que me están haciendo este daño, gracias a Dios la Bogada de Bertha de Paz dijo que me brindara su apoyo y verá mi caso, ya lo entregue todo los documentos para que interponga la contra demanda y está segura de que ganará el juicio y retornare a mi vivienda porque considera que la forma como obtuvo este predio el supuesto propietario fue de manera amañada indicó entre lágrimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*