Herederos Dávila Cainamari del caserío Túpac Amaru harán respetar su terreno de propiedad. Toda vez que los mismos comuneros intentan invadir sus predios.

Uno de los herederos de la familia Dávila Cainamari indica que son vivientes en el caserío de Túpac Amaru más de 50 años. Es decir, desde 1968, Nuestro padre que en paz descansa Juan Dávila Carihuasairo nos heredó con título de propiedad. El espacio es de 15 hectáreas donde un pequeño grupo de personas intentan invadir aduciendo que es pertenencia del pueblo a la cual nosotros descartamos que no es así.

Por eso que el pasado 04 de febrero mediante una asamblea del pueblo sancionaron invadir nuestra propiedad. Es decir, no es toda la población de Túpac Amaru que pretenden posesionarse en nuestros predios, solo es un pequeño grupo de moradores encabezado por Adriano Minga Lavan que según ellos la Agencia agraria habría autorizado que este terreno es libre y tenían previsto invadir el pasado 20 de febrero.

Como herederos solo vamos a hacer prevalecer nuestros derechos. Es más, por acá existe una calle según el plano del caserío esta denominada Av. Yurimaguas que fue cerrada por la directora de la institución educativa. Ahora estamos en espera que regrese de vacaciones el gerente de servicios a la comunidad, porque en sesión de regidores y asesoría jurídica el acuerdo es que se va aperturar esta calle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*