Vecinos del asentamiento humano Nuevo Jerusalén se organizan para arreglar sus calles ante el abandono de la municipalidad provincial.

Desde hace varios meses los moradores del asentamiento humano nuevo Jerusalén vienen pidiendo a la municipalidad provincial el arreglo de sus calles del cual no recibieron respuestas positivas, ante esto decidieron organizarse entre vecinos y hacer las cosas por sus propios medios.

Segundo Torres Chota presidente de este asentamiento humano manifestó que ante la negativa de la municipalidad decidieron colaborar entre vecino y comprar tierra para arreglar sus calles que se encuentran intransitable y a base de palas y carretillas vienen haciendo este trabajo de arreglo de sus calles porque no cuentan con presupuesto para contratar maquinaria y hacerlo mejor.

Mujeres, hombres y niños vienen poniendo la mano para que este trabajo quede bien y así no estar esperanzados en la municipalidad que no les apoya, así mismo por sus propios medios vienen construyendo una alcantarilla de concreto armado para mejorar el servicio de desagüe de los vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*